CONTÁCTANOS   +44 (0) 20 3129 3301

Expertos a tu disposición

Nuestro equipo de expertos te acompaña en cada etapa de tu compra, para que elijas el material más adaptado a tus necesidades.

Lun-Vie 9:00-12:00/14:00-19:00

+44 (0)20 3129 3301

francés o inglés

Cerrado el 14/07 y 15/08


A través de nuestro Help Center

CONTACTO
(= line.product.common.ancestorIds[1] || line.product.common.ancestorIds[0] || line.product.common.id =) (= line.quantity =) (= line.product.common.title =) (= line.unitAmountWithTaxes =) (= cartData.common.currencyCode =)

¿Cómo lavar un saco de dormir?

Mantenimiento de un saco de dormir: ¿cómo lavarlo?

Si eres un apasionado de las salidas a la naturaleza, el saco de dormir es una parte integral del equipo necesario para poder caminar durante varios días y acampar con total tranquilidad o simplemente ir de campamento durante las vacaciones. Pero después de un tiempo y a fuerza de usarlo, pueden aparecer olores desagradables en él así como un aspecto grasiento a la altura de la capucha y el cuello por el contacto con tu cara y tu cabello además de la suciedad en general.

Es en este momento cuando surge la duda de su mantenimiento y lavado. ¿Cómo lavo mi saco de dormir? Una pregunta legítima que puede parecer complicada de responder, porque el lavado dependerá en particular del tipo de relleno. Pero con algunos consejos y trucos, esta tarea resultará más fácil de lo que parece. Eso sí, ten en cuenta que el lavado regular de tu saco de dormir puede debilitar el tejido y reducir su capacidad térmica, especialmente si es de fibras sintéticas.

Los métodos de lavado

El lavado a mano, simple y eficaz

Si tu saco de dormir comience a ensuciarse o a oler mal, siempre puedes usar métodos manuales para lavarlo. Una de las primeras cosas que debes hacer en caso de malos olores es airearlo durante al menos un día si no quieres pasar por el agua y el jabón. Por supuesto, esta solución puede no ser 100 % efectiva y los olores pueden permanecer. En este caso, deberás utilizar agua y un detergente especial para limpiar adecuadamente tu saco de dormir. Lo mismo si hay suciedad en la superficie. Una pasada de guante húmedo o un cepillo sobre las partes sucias puede ser suficiente. Si la suciedad está presente en profundidad, tendrás que decidirte a hacer un buen lavado a fondo y remojar.

¿Se puede lavar el saco a máquina?

La respuesta es simple y rápida: ¡sí! Eso sí, tendrás que fijarte en la etiqueta del fabricante para asegurarte de que esto es posible para no dañarlo. El lavado a máquina es posible ya sea para un saco de dormir de fibra sintética o de plumas. También será necesario respetar los pasos de limpieza para que tu saco de dormir conserve todo su esplendor y capacidades térmicas.

¿Cómo lavar un saco de dormir de plumas?

El lavado a mano

Para lavar tu saco a mano, debes utilizar agua tibia a un máximo de 30º y sobre todo un detergente especial para no dañar las plumas, ya que tu detergente habitual podría dañarlas. Hay detergentes especiales que también se utilizan para prendas con relleno de plumón. Pon tu saco de dormir en remojo en esta mezcla en una bañera o una tina grande durante unas horas. No dudes en meter bien el agua hacia adentro presionando el saco de dormir con las manos.

Después del chapuzón, es hora de centrifugar tu saco. Eso sí, debes evitar retorcerlo porque eso lo dañaría. Trata de escurrirlo lo más suavemente posible. Finalmente, para asegurarte de que no quede más detergente en las plumas, no dudes en realizar un enjuague profundo o incluso dos.

El lavado a máquina

Para el lavado a máquina de tu saco de dormir de plumón, primero debes, como hemos dicho anteriormente, leer atentamente la etiqueta para asegurarte de que puede pasar por la lavadora. Si es así, no hay ningún problema. Antes de ponerlo en el tambor de tu máquina, recuerda cerrar las cremalleras y darle la vuelta.

Sobre todo, no olvides añadir unas cuantas pelotas de tenis usadas dentro de tu lavadora (para no encontrarte pelos amarillos) o bolas de lavado, aproximadamente 4 a 5, que ayudarán a que no se apelmacen las plumas.

En cuanto al programa, tendrás que empezar con un ciclo delicado para asegurarte de no dañar tu saco. Elige una temperatura de 30° y usa un detergente especial, exactamente el mismo que se requiere para el lavado a mano.

Recuerda no poner centrifugado o usar uno muy delicado, si es posible. En caso contrario habrá que hacerlo a mano así como el enjuague, si es necesario.

El delicado paso del secado

Secado en secadora

Para mayor facilidad y practicidad, puedes utilizar una secadora para secar tu saco de dormir. Esta operación es muy importante y delicada, especialmente para el relleno. De hecho, las plumas tienen la molesta tendencia a apelmazarse las unas a las otras una vez mojadas, y de manera casi definitiva si no se hace algo. Para que todo vaya como la seda, pon su secadora en modo de baja temperatura. A continuación, introduce tu saco de dormir en el interior deslizando pelotas de tenis, como si fueras a lavar a máquina. Las bolas romperán los apelmazamientos de las plumas. Pon la secadora en marcha.

Después de unos 15 minutos, comprueba el estado del relleno en las celdas del saco. Si detectas pequeños apelmazamientos, deberás deshacerlos a mano. Esta parte es un poco engorrosa pero necesaria.

Una vez hecho esto, ponlo otra vez en la secadora durante 30 minutos, siempre a baja temperatura. Solo te falta desplegar tu saco al aire libre y al sol para que su secado termine suavemente. Durante este proceso, puedes darle la vuelta al saco de dormir con regularidad para que se seque bien por ambos lados.

Secado al aire libre

Si no una secadora, siempre puedes secar tu saco al aire, aunque ten en cuenta que dicho proceso puede tardar varios días. Será necesario colocar su saco de dormir plano, preferiblemente al aire libre, y recordar eliminar los apelmazamientos de plumas durante el secado. Recuerda también darle la vuelta de vez en cuando para que ambos lados se sequen bien. Asegúrate de que tu saco está completamente seco antes de guardarlo.

¿Cómo lavar un saco de dormir de fibras sintéticas?

Ya sea a mano o en la lavadora, el lavado de tu saco de dormir de fibra sintética seguirá los mismos pasos que para uno de plumón. La única diferencia es que no tendrás que preocuparte por que el relleno se apelmace durante el secado, el cual será, además, más rápido. Sin embargo, el aclarado sí que podría ser más largo que el de plumón para asegurarse de eliminar cualquier rastro de producto.

Consejos para lavar tu saco de dormir menos a menudo

La sábana de saco, para más higiene y confort

La sábana para saco de dormir es práctica que te permitirá mantener más limpio el interior de tu saco de dormir para que no tengas que lavarlo con tanta frecuencia. De hecho, jugará el mismo papel que una sábana ajustable en un colchón. Evitará que tu piel, y por tanto tu transpiración, entre en contacto directo con el tejido de tu saco. Además, es mucho más fácil de lavar que un saco de dormir y aporta un poco más de comodidad y calidez, que nunca está de más.

Descubre nuestras sábanas de saco

La utilización de una colchoneta hinchable


Para evitar que el saco de dormir esté en contacto directo con el suelo y así evitar que se ensucie demasiado, puedes usar un colchón inflable durante tus acampadas si tienes suficiente espacio en tu mochila, por supuesto. Hoy en día, aún ocupan menos espacio y son livianos, por lo que se pueden transportar más fácilmente. Y además permiten ganar en comodidad, algo que también está muy bien

Descubre todas nuestras colchonetas hinchables

Airea todo lo posible tu saco de dormir

Esto puede parecer obvio, pero hay que tenerlo en cuenta y tener el tiempo para hacerlo. Es recomendable ventilar el saco de dormir después de una acampada para evacuar la humedad y así limitar los malos olores y la suciedad. Si es posible, también estaría bien ventilarlo cada día de tu excursión para garantizar la máxima frescura.

Evita ensuciar y/o mojar tu saco de dormir

Para tener la menor suciedad posible en tu saco de dormir, evita mojarlo y ensuciarlo. Y sí, sabemos que es una verdad de Perogrullo, pero nunca está de más recordar que es importante limitar esto para que la tela se desgaste menos rápido y tu equipo dure lo máximo posible, además de ahorrarte tiempo en la limpieza.