Pago seguro
Entrega rápida
9,7/10
Teléfono: 919 010 928

Fijación de esquí

¿Por qué comprar tus fijaciones de esquí alpino en Glisshop.es?

Con más de 300 referencias disponibles a la venta, encontrarás sin duda las fijaciones que necesitas para equipar tu par de esquís.

No dudes en ponerte en contacto con nuestros asesores durante la compra de tus fijaciones para definir con precisión tus necesidades, así como para especificar la información necesaria para el reglaje: las fijaciones son un elemento de seguridad fundamental en tu equipo, te protegerán en las caídas, ¡por lo que merece la pena ajustarlas minuciosamente!

(=showDesc ? 'Ver menos' : 'Leer más' =)
Filtros
Criterios elegidos Borrar todo De (= facet.parameters.minFilter | rbsFormatPrice:blockData.contextData.currencyCode =) a (= facet.parameters.maxFilter | rbsFormatPrice:blockData.contextData.currencyCode =) (=value.title=)

I) Función

La fijación de esquí es un elemento clave para la seguridad y basicamente desempeña dos funciones. En primer lugar, une firmemente el esquí y la bota, asegurando así la estabilidad y el agarre. En segundo lugar, protege al esquiador de lesiones en las articulaciones, liberándose al caer.

Según la disciplina a practicar (esquí alpino, competición, esquí de travesía, freeride, freestyle ...) las fijaciones tendrán unas características anatómicas y/o estructurales precisas, diseñadas para satisfacer las necesidades de dicha práctica: una fijación de travesía, por ejemplo, se diseñará favoreciendo la ligereza de la misma para facilitar la subida, mientras que una fijación de competición utilizará materiales que optimizarán la transferencia de fuerza desde las botas a los esquís.

II) Anatomía de una fijación de esquí alpino

a. La puntera

La puntera es la pieza frontal de la fijación, en el cual encajamos la punta de la bota. Está atravesada, en su eje longitudinal, por un muelle que se ajusta mediante un tornillo situado en la parte delantera de la fijación. El ajuste de este muelle definirá la fuerza de sujeción de la bota, y el momento en el que la puntera deberá aflojar la presión lateral de cada lado de la bota para liberar el pie.

b.La talonera

Es la parte trasera de la fijación, y la encontramos de dos tipos: uno, compuesta de un carril deslizante que permite ajustar la longitud de la fijación a la talla de la bota y de un mecanismo que accionamos apoyando y apretando el talón de la bota tras haber encajado la punta en la puntera. La talonera funciona por lo tanto sobre el eje vertical y su reglaje define la fuerza de liberación de la bota en caso de caída; y dos, las fijaciones de “talonera pivotante”, que no llevan carril deslizante. Estas taloneras poseen un movimiento lateral para liberar la bota en caso de caída con torsión.

c. El freno

Diseñado para evitar que el esquí continúe su descenso al liberarse tras una caída (riesgo de pérdida así como de lesiones a otros esquiadores que se encuentren más abajo), el freno está constituido por dos segmentos metálicos, una lengueta en palanca y un muelle, todo ello situado justo delante de la talonera con el fin de ser accionado por el talón del esquiador, al encajar la bota en la fijación. Cuando se monta el esquí, los segmentos de metal se pliegan hacia arriva y permiten el movimiento del esquí. Cuando liberamos la bota de la fijación, los segmentos metálicos bajan y entran en contacto con la nieve deteniendo así al esquí.

III) Reglaje

El ajuste debe ser minucioso y realizado por un profesional. Responde a una norma específica (AFNOR), y se rige por el peso, la altura, el sexo, el nivel y la práctica del esquiador. La fuerza de liberación de la fijación, o valor DIN, es el valor de resistencia (lateral y / o vertical) más allá del cual la fijación desempeñará su rol de seguridad liberando la bota; es por lo tanto fundamental conocer este valor y ajustar tus fijaciones de acuerdo a estas pautas.

Además:

En tu compra de packs de esquí alpino o de travesía en Glisshop.es, el montaje y el ajuste de las fijaciones es gratuito, y será llevado a cabo por un skiman. Así ahorrarás tiempo y estarás seguro de obtener un buen ajuste. ¡Practica un esquí seguro!

Consejos Glisshop:

  • Al ajustar tus fijaciones, los profesionales necesitarán saber tus medidas. Sé lo más preciso posible: para calcular de manera precisa la fuerza de liberación de tus fijaciones necesitarán saber tus medidas exactas.
  • No desestimes tus capacidades, está en juego tu seguridad. Un principiante necesitará una liberación fácil y rápida para liberar sus esquís en las numerosas caídas durante sus primeros descensos, mientras que un experto en slalom gigante utilizará valores de dureza mucho más altos para que sus fijaciones sean capaces de soportar, sin soltarse, las enormes tensiones generadas en los giros a alta velocidad.