Pago seguro
Entrega rápida
9,2/10
Teléfono (sólo inglés): 919 010 928

¿Cómo elegir tus pieles de foca?

La piel de foca es uno de los elementos imprescindibles para la práctica del esquí de travesía.

Se coloca sobre tus esquís y te permite subir la pendiente sin deslizarte hacia atrás. ¡Es lo que se llama el efecto antirretroceso!

Una piel de foca se compone de una superficie adhesiva en contacto con la suela del esquí, una superficie de fibra en contacto con la nieve y un sistema de agarre que la mantiene bien sujeta al esquí.

¿Cómo se pega la piel de foca bajo los esquís?


Desde hace varias décadas y hasta hace muy poco, la manera más fiable de sujetar la piel de foca bajo la suela de los esquís era el pegamento, con sus inconvenientes relativos.

Pero desde hace poco, gracias al desarrollo del esquí de travesía, los fabricantes han creado nuevas pieles llamadas autoadhesivas. Estas ya no se adhieren a la suela con pegamento ¡sino con otro procedimiento revolucionario!

Pieles de foca de pegamento o pieles de foca autoadhesivas ¡te toca elegir a ti!

1- Las pieles de foca de pegamento


Es el estilo más tradicional, este tipo de pieles de foca han demostrado su valía desde hace varios años en esquí de travesía. La superficie de la piel en contacto con la suela de los esquís se cubre de pegamento, para asegurar un buen agarre.

Sin embargo, esta forma de pegarlas tiene varios inconvenientes, como la necesidad de pegar cada cierto tiempo las pieles otra vez para tener un agarre eficaz, así como la obligación de guardar las pieles en una malla especial una vez que se llegue a la cima para evitar que las pieles se peguen entre ellas. Además, a menudo se pasa por el engorroso proceso de llenarse las manos de pegamento mientras se pega y despega la piel.

Pieles con cola

2- Las pieles sin pegamento (o autoadhesivas)


Para poner remedio a los inconvenientes de las pieles de pegamento tradicionales, los fabricantes como Gecko han creado pieles autoadhesivas revolucionarias. Estas pieles sin pegamento funcionan gracias a ventosas moleculares. Hechas de acrílico o silicona, no contienen ningún pegamento propiamente dicho.

Son mucho más fáciles de usar y mantener, pues las pieles sin pegamento no necesitan encolarse de nuevo, no ensucian las manos y se guardan fácilmente tanto en una mochila como dobladas en la chaqueta. Incluso pueden lavarse con agua tibia tras un día de esquí para retirar las posibles impurezas. Son más caras que las pieles tradicionales de pegamento, pero seducen cada vez más a un mayor número de esquiadores por su practicidad.
pieles sin cola

¿Cuáles son las fibras utilizadas para las pieles de foca?


Si bien en sus orígenes los esquís de travesía utilizaban verdaderas pieles de animales de piel corta y dura (sobre todo pieles de foca o de alce), esto ya no es así. Las pieles de foca modernas se fabrican cada vez más con fibras sintéticas, aunque la apelación «piel de foca» se ha mantenido. Existen actualmente 3 grandes familias de pieles de foca: las pieles 100% mohair, las 100% sintéticas y las pieles mixtas que cuentan con las ventajas de ambas fibras. Hay que elegir cuidadosamente el tipo de piel en función de la práctica y las prestaciones deseadas.

1- Las pieles de foca de mohair

pieles mohair
El mohair es una lana que proviene del vellón de la cabra angora de Asia. Posee la ventaja incomparable de ofrecer una calidad de deslizamiento hacia delante excepcional y un efecto antirretroceso eficaz. Desgraciadamente, las pieles 100% mohair son frágiles, se gastan rápidamente y tienden a acumular nieve en las fibras, lo que reduce considerablemente su eficacia y las vuelve pesadas. Es por ello que se hace necesario un mantenimiento regular para luchar contra este fenómeno y disfrutar de unas óptimas prestaciones. Las pieles 100% mohair son la elección predilecta de los amantes de la competición.

2- Las pieles de foca sintéticas

pieles sinteticas
Enteramente fabricadas con material sintético, estas pieles son muy resistentes, pero ofrecen una peor calidad de deslizamiento que las pieles 100% mohair. Las pieles sintéticas son económicas y superligeras pero reservadas para utilizaciones muy específicas.

3- Las pieles de foca mixtas: mohair + sintética

pieles mixtas
Generalmente compuestas de 70% mohair y 30% sintético, estas pieles de foca mixtas son el equilibrio ideal para aprovechar una buena calidad de deslizamiento, un efecto antirretroceso óptimo y una durabilidad lo más larga posible. Las pieles de foca mixtas vendrán bien tanto a los practicantes ocasionales como a los regulares.

Los diferentes sistemas de sujeción de las pieles de foca:


Las pieles se adhieren a la suela de los esquís gracias a su superficie adhesiva, pero es necesario mantenerlas bien en su sitio con un sistema mecánico ubicado a la altura de la espátula y complementada, en algunos casos, con un segundo agarre a la altura del talón del esquí. Existen diferentes sistemas según las marcas: un sistema de estribo que remata la espátula, un sistema de inserto para una muesca específica en el esquí y también un sistema rápido dedicado a la competición. En cuando a la fijación del talón es de tipo Camlock, pero su rol es bastante secundario.

1- Fijación con estribo en la espátula:

El estribo, de plástico o metal se agarra a la espátula delantera del esquí y evita que la piel se deslice en las ascensiones. Es el sistema más común y el más compatible con la oferta de esquís.
GECKO
Pomoca
K2

2- Fijación con estribo en la espátula y tensor en el talón:

Además del estribo en la espátula también se incluye un sistema Camlock en la parte trasera del esquí. La piel de foca se sujeta así en cada extremidad y asegurando un posicionamiento óptimo incluso en largas subidas. Este sistema tiene el inconveniente de lastrar ligeramente el equipamiento. Se encuentra en los esquís de travesía más anchos (de más de 80 mm. de patín).
GECKO
Pomoca
K2

3- Fijación con un inserto:

Solo utilizada con ciertas marcas de esquí, las pieles de foca para inserto se fijan en la espátula de los esquís. Con este sistema se aligera algunos gramos el material.
K2 insert

4- Fijación con tensor rápido:

La solución preferida de los competidores, pues este sistema te permite retirar la piel por la parte de delante en algunos segundos y sin descalzarte. Las pieles con tensor rápido solo son compatibles con ciertas marcas de esquí de travesía como Dynafit y Trab.


Colltex
Pieles

¿Qué piel de foca elijo?


Te aconsejamos tener en cuenta varios factores:

1- Para empezar, el tamaño de tus esquís:

Si bien algunos fabricantes ofrecen pieles recortadas a medida para varios modelos de esquí, la mayoría deben cortarse en casa a la medida necesaria. Hay que dejar algunos milímetros adicionales de ancho para que sea más fácil de instalar. Ejemplo: para unos esquís de 96 mm. de patín hay que cortar unos 100 mm.

2- Luego el tipo de práctica de esquí de travesía:

- Para los competidores aconsejamos una piel de pegamento con un sistema de amarre de competición. La elección de la fibra se hará en función de la competición y del tipo de nieve.

- Para los amantes de la travesía asiduos que buscan eficacia es mejor contar con una piel de pegamento con agarre delantero y fibra mixta.

- Los amantes de la travesía que practiquen ocasionalmente pero que busquen, aún así, cierta eficacia podrán elegir entre una piel autoadhesiva o una de pegamento y les convendrá un agarre simple en la espátula delantera y una fibra 100% mohair.

- En cuanto a los que prefieran iniciarse en el esquí de travesía es mejor empezar con pieles de foca sin cola (autoadhesivas) con agarre delantero/trasero y fibra mixta mohair/sintética.

Pieles SCOTT