CONTÁCTANOS   +44 (0) 20 3129 3301

Expertos a tu disposición

Nuestro equipo de expertos te acompaña en cada etapa de tu compra, para que elijas el material más adaptado a tus necesidades.

Lun-Vie 9:00-12:00/14:00-19:00

+44 (0)20 3129 3301

francés o inglés

Cerrado el 14/07 y 15/08


A través de nuestro Help Center

CONTACTO
(= line.product.common.ancestorIds[1] || line.product.common.ancestorIds[0] || line.product.common.id =) (= line.quantity =) (= line.product.common.title =) (= line.unitAmountWithTaxes =) (= cartData.common.currencyCode =)

¿Cómo elegir tu hornillo de acampada?

¿Necesitas un hornillo para completar tu kit de cocina camping? Desde la acampada de verano hasta la expedición polar, gas, cartucho o multicombustible, en Glisshop hay hornillos para todos los niveles de necesidad y para todas las preferencias. Pero en un mercado en constante crecimiento, a veces es difícil orientarse y saber si el hornillo que te gusta será el correcto. Tipo de encendido, de combustible, relación peso/potencia… son muchos los elementos a tener en cuenta a la hora de elegir un hornillo. 



Los diferentes tipos de hornillo


Los hornillos de gas

Los modelos de hornillos de gas son los más utilizados del mercado. Y por una buena razón, su facilidad de uso y su gran fiabilidad los convierten en los mejores compañeros de aventuras para cocinar. Este tipo de hornillos funcionan con una mezcla de gases: butano o isobutano con propano.

Existen diferentes tipos de hornillos de gas, todos los puedes encontrar en Glisshop:

Hornillos tradicionales: Son los modelos clásicos de estufas. ¡Ligeros y compactos, se pueden almacenar fácilmente para llevarlos a cualquier lugar sin que estorben demasiado! Los hornillos clásicos también son las más asequibles en cuanto a precio.

Hornillos Duo: Gracias a su válvula híbrida, estos hornillos, al igual que los convencionales, tienen la ventaja de adaptarse a todo tipo de bombona de gas con válvulas de rosca y sin rosca. Msr, Primus o GSI Outdoors se encuentran entre las marcas que comercializan este tipo de hornillos.

Hornillos de cartucho a distancia: En estos hornillos, el cartucho se conecta mediante un tubo que permite alimentar la llama del hornillo. Este sistema proporciona una gran estabilidad y permite el uso de recipientes de mayor tamaño. Resulta útil cuando solo tienes una estufa para 4.

Hornillos optimizados
: De aparición más reciente en el mercado, este tipo de estufas incluye una olla. Hecha para 1 o 2 personas, te permite reunir todo en un solo y único accesorio. Muy eficientes, también son muy resistentes al viento gracias al paravientos integrado, y el difusor de calor en la base de la olla proporciona calor concentrado. Ofrece un tiempo de ebullición récord de un litro de agua.

Así, los hornillos de gas, por muy diversos que sean, ofrecerán un equipamiento fiable para todo tipo de senderistas. Además, las bombonas de gas de repuesto se encuentran fácilmente en las tiendas de bricolaje, los supermercados e incluso en los pequeños supermercados de los pueblos de montaña.

Los hornillos multicombustible: gas y gasolina

Este modelo de hornillo funciona con cualquier tipo de combustible. Para usarlo, simplemente hay que accionar una bomba en la bombona. Mediante un sistema de presión y bajo el efecto del calor, permite que el combustible pase del estado líquido al gaseoso en la tubería de alimentación.

Los hornillos de gasolina multicombustible son más caros que los de gas, pero la recarga con combustible líquido tiene la ventaja de ser muy asequible. La gasolina, el diesel y el queroseno se encuentran muy fácilmente en casi todas las partes del mundo, te seguirá sin problemas en tus aventuras lejanas.

Fácilmente adaptables con un cartucho de gas convencional, este tipo de hornillo también es adecuado para el uso de combustibles como propano, isopropano y butano.


Los diferentes criterios de elección de un hornillo


El peso y las dimensiones

El peso de un hornillo parece una tontería en la mochila, pero acumulado con todo el equipamiento, siempre es más cómodo ahorrarte unas cuantas decenas de gramos aquí y allá.

50 a 100 gramos: los hornillos de gas convencionales generalmente se encuentran dentro de este rango de peso. Minimalistas y polivalentes.

De 100 a 250 gramos: Aquí clasificamos los potentes hornillos clásicos y los de cartucho a distancia.

250 gramos y más: Esta categoría corresponde a los hornillos multicombustible, más voluminosos y robustos, así como, por supuesto, a los de olla integrada.

Deberás evaluar cuidadosamente tus necesidades para tomar la decisión correcta. Es cierto que un hornillo clásico será menos costoso y te ahorrará mucho peso y espacio, pero te obligará a invertir en una cacerola separada. En cuanto al hornillo con olla integrada como Primus Lite Stove System, será más costoso, pero reunirá todo tu equipo de cocina en un solo accesorio para limitar el desorden en la mochila. Las personas más exigentes pueden fijarse en las dimensiones que representa cada uno de los dos sistemas, y así encontrar el que más les convenga.

Híbrido o gas ¿qué combustible elegir?

El uso de gas es eficiente, práctico y adecuado para la gran mayoría de situaciones. Por otro lado, ten en cuenta que el butano no funcionará en temperaturas negativas. El propano resiste bastante bien el frío (-44 grados) pero aún se puede reducir este rendimiento antes de alcanzar tal temperatura. Así, el sistema de encendido y el sencillo funcionamiento del hornillo de gas lo convertirán en el hornillo preferido cuando las temperaturas no sean super frías.

Por otro lado, la estufa multicombustible y en particular la estufa de gasolina serán imprescindibles durante expediciones remotas o en tierras polares ya que funcionarán en todas las temperaturas.


La potencia

La potencia de una estufa se calcula en BTU (British Thermal Unit) o en Watt. Así que 1 BTU = 0,3 vatios. Corresponde al tiempo necesario para la ebullición de un litro de agua.

Menos de 2000 watts (586 btu): Esta es la potencia más baja que puede existir para un hornillo. Se encuentra solo en hornillos con una olla optimizada. Pero si la potencia de estos hornillos es tan baja es porque los difusores de calor y los paravientos integrados les siguen dando un muy buen rendimiento.

Menos de 2500 watts (733 btu): Se necesitarán unos 5 minutos para que estos hornillos hiervan un litro de agua.

Más de 2800 vatios (821 btu): Ofrecen una llama de gran intensidad, una velocidad de calentamiento excepcional y un tiempo de ebullición récord para un litro de agua, sea cual sea la temperatura ambiente. Estas son los hornillos más potentes del mercado. Solo 3 minutos serán suficientes para hervir un litro de agua.

Si la potencia te parece esencial, sigue siendo interesante pensar en el equilibrio del consumo de combustible. De hecho, cuanto más potente sea un hornillo, más combustible tendrá que consumir. Dependiendo de su uso, no es seguro que necesites obligatoriamente el hornillo más potente. Esto te evitará también tener que comprar gas cada 2 días. Te toca a ti juzgar esto.


La resistencia al viento

La capacidad de un hornillo para resistir el viento puede representar en ciertas situaciones un criterio de selección importante. Si en general, los hornillos simples no son muy resistentes a las ráfagas de viento, se les puede ayudar con un paraviento adicional para limitar la pérdida de calor. Este paraviento también será una buena manera de reducir el riesgo de incendios en zonas secas.

Los hornillos de cartucho alejado estarán más cerca del suelo y, por lo tanto, menos afectadas por las ráfagas de viento. Este será también el caso de los hornillos optimizados que ya incorporan un cortaviento alrededor del quemador.

El modo de encendido

El sistema de encendido de un hornillo puede ser de dos tipos:

Automático: se integra directamente en él. Muy práctico, no requiere encendedor para funcionar. Estamos hablando de un encendido piezoeléctrico. Al encender el gas y presionar el botón de encendido, el Piezzo dispara una chispa para crear la llama.

Manual: Más bien presente en los hornillos de combustible líquido, el modo de encendido manual requiere el uso de un encendedor o una piedra de fuego para activarse.




Elegir el hornillo en función de tu práctica:


Senderismo ocasional

Si tu práctica se limita al senderismo ocasional con temperaturas no demasiado crueles, no necesitarás invertir en un hornillo último modelo y de altísima gama. Un pequeño hornillo de senderismo clásico de gas te vendrá estupendamente bien. Ligero y compacto, se guardará perfectamente bien en tu mochila.


¿Qué hornillo llevar para trekking o senderismo?

Cuando tomes la decisión de emprender una aventura durante un período más largo, ya sea una caminata o andar en bicicleta, es mejor buscar un hornillo robusto y eficiente, capaz de resistir al viento y a los choques que pueda sufrir. Los hornillos optimizados con ollas integradas son, en nuestra opinión, una opción óptima. Al ser muy prácticos, tienen la gran ventaja de integrar una olla y te ahorrarán espacio en la mochila. Cuando están equipados con un intercambiador de calor, limitan la pérdida de este último y lo concentran en el corazón del hornillo para aumentar el rendimiento. Este sistema también permite que el hornillo consuma menos combustible. Será por tanto perfecto para aventureros que le den un uso intensivo, especialmente en alta montaña.


Expediciones extremas: ¿lo más ligero a cualquier precio?

Los aventureros extremos podrán preferir lo ultraligero en cualquier otra cosa que no sea el hornillo. De hecho, en tierras polares y zonas glaciales, el hornillo es el principal elemento que te mantendrá vivo. Para cocinar e incluso a veces para entrar en calor, tendrá que ser robusto y funcionar incluso con temperaturas negativas. El uso intensivo en condiciones climáticas extremas guiará nuestra decisión por un modelo de hornillo multicombustible con bombona a distancia.