CONTÁCTANOS   +44 (0) 20 3129 3301

Expertos a tu disposición

Nuestro equipo de expertos te acompaña en cada etapa de tu compra, para que elijas el material más adaptado a tus necesidades.

Lun-Vie 9:00-12:00/14:00-19:00

+44 (0)20 3129 3301

francés o inglés

Cerrado el 14/07 y 15/08


A través de nuestro Help Center

CONTACTO
(= line.product.common.ancestorIds[1] || line.product.common.ancestorIds[0] || line.product.common.id =) (= line.quantity =) (= line.product.common.title =) (= line.unitAmountWithTaxes =) (= cartData.common.currencyCode =)

Calzado de senderismo y trekking: ¿Cómo elegirlo?

Para disfrutar del senderismo, la elección del calzado es fundamental. Para ayudarte a encontrar el par adecuado, Glisshop te invita a explorar los diferentes criterios a tener en cuenta para elegir entre una gran variedad de marcas como Millet, Hanwag, La Sportiva, Lafuma, Lowa, Mammut, Scarpa... Nuestro deseo es ayudarte a elegir el calzado que mejor se adapte a tu perfil, la morfología de tus pies y tu práctica. Ten en cuenta que si bien el calzado debe suponer un 80% de la comodidad, las plantillas adicionales y los calcetines diseñados específicamente para caminar hacen que dicha comodidad llegue al 100%.

El calzado de senderismo adecuado para hombre o mujer


Si buscas calzado de senderismo, no importa si eres hombre o mujer. Lo esencial es encontrar un par que le vaya bien a tus pies y a tu estilo de senderismo. Lo primero que hay que determinar es el tipo de calzado que mejor se adapte a tu actividad y al tipo de terreno. El calzado adecuado debe adaptarse a la forma de tus pies, así como ofrecer protección, soporte y transpirabilidad.

Elige el calzado adecuado según el tipo de caminata


Sobre todo, es fundamental conocer el tipo de caminata que piensas realizar (paseo o caminata corta, aproximación, trekking, marcha nórdica...). También es importante saber en qué entorno(s) piensas avanzar (llanura, bosque, media montaña, alta montaña, roca, hielo, nieve, barro...), pero también en qué época(s) del año y en qué condiciones meteorológicas. De hecho, si planeas caminar en altura, donde a veces el camino no está señalizado, tendrás que optar por un calzado más robusto y rígido que si planeas caminar solo por senderos señalizados, con poca pendiente y poco pedregosos.

Del simple paseo a la caminata corta: elige un calzado ligero


Para satisfacer tu ganas de tomar un poco de aire fresco y tu deseo de estar en contacto con la naturaleza, Glisshop te recomienda que elijas un calzado de senderismo ligero y transpirable. Te aconsejamos privilegiar la comodidad con modelos de caña baja o media. Sin embargo, si tienes la necesidad de mayor sujeción en el tobillo, vete a por unas botas de caña alta.

Si planeas caminar regularmente, especialmente temprano por la mañana y cuando puede haber rocío, así como en algunos días cuando el clima es impredecible, es aconsejable elegir calzado impermeable. Así, tendrás los pies protegidos de la humedad y no tendrás que temer al mal tiempo. De cualquier forma, tus pies respirarán, ya que las membranas impermeables están diseñadas para permitir la circulación del aire.

En una caminata o caminata corta, y especialmente en verano, usar sandalias rima con transpirabilidad. Naturalmente, todo depende del estado de los caminos que quieras tomar, porque caminar entre rocas con sandalias significa correr el riesgo de lesionarse.

También puedes elegir unas zapatillas de trail running cuyas suelas sean aptas para caminar por senderos, a diferencia de las zapatillas clásicas.

¿Zapatillas para senderos o caminatas?

Las zapatillas de trail suelen parecerse a las deportivas para correr, pero tienen tacos que no dejan lugar a dudas de que están diseñadas para usarse en rutas y no solo en carretera. Tienen la ventaja de ser ligeras, a veces incluso muy ligeras, lo que las hace especialmente interesantes para muchos caminantes que las prefieren a las botas de senderismo. Debido a que están pensadas para correr, las zapatillas de trail no son muy rígidas y esto favorece el movimiento natural del pie y la capacidad real de impulso.

Aunque ciertos tipos de calzado para senderismo están confeccionados con suelas que los hacen cómodos en caminos rocosos, hay ciertas zapatillas para Trail que brindan un buen agarre en zonas pedregosas. Así, encontramos botas, sandalias y zapatillas para senderismo ligeras que ahora tienen suelas blandas para un uso versátil. En las zapatillas de trail, son tan prácticas para paseos ocasionales como para salidas regulares por senderos de fácil acceso o un poco más técnicos. Por lo tanto, las zapatillas de trail y las de senderismo ligeras son perfectas para el senderismo activo a un ritmo sostenido, como la marcha nórdica o el fast hiking.

Particularidades de las zapatillas de aproximación


Inspiradas en las botas de alta montaña, las zapatillas de aproximación han sido una categoría por derecho propio durante varios años. Suelen ser de caña baja con suelas rígidas.

Originalmente, las zapatillas de aproximación estaban destinadas a los/as escaladores/as para que pudieran acceder al pie del risco que iban a escalar, sin temor a atravesar zonas escarpadas. Tienen similitudes con algunos pies de gato: sistema de cordones hasta los dedos y goma en las suelas hecha para escalar vías simples o ferratas.

Originalmente, los alpinistas también eran un público relacionado con las zapatillas de aproximación puesto que también sirven para llegar a las cumbres deseadas con un calzado más liviano que unas botas de alpinismo.

Aunque las zapatillas de aproximación hacen honor a su nombre a la perfección, ahora también son utilizadas por senderistas que las prefieren a las botas altas porque son más ligeras, pero igual de adherentes y rígidas. Estas cualidades interesan a aquellas personas que planean caminar por senderos accidentados, atravesar zonas rocosas, etc. Por último, las zapatillas de aproximación, reconocidas por su robustez, también son apreciadas por su durabilidad.

Botas de montaña


Senderismo en la montaña no necesariamente rima con alpinismo. Para salidas de un día en senderos relativamente irregulares, las zapatillas de caña baja o trail pueden ser muy adecuadas. Dependerá del ritmo que esperes tener en el terreno, así como de la naturaleza del camino, el clima y tus condiciones físicas.

En la alta montaña, los senderos no siempre están señalizados. Se puede pisar la hierba rasa de los prados de altura, caminar por el bosque entre tierra suelta y raíces, sobre piedras inestables o resbaladizas y también sobre rocas angulosas. Además, puedes encontrar barro, cruzar arroyos y, a veces, tener que cruzar neveros. Por todas estas razones, y porque el clima puede ser muy cambiante en la montaña, Glisshop recomienda elegir unas botas impermeables de caña alta. Protegen contra el mal tiempo y brindan la mejor sujeción para los pies. Las de caña media llegan a la altura de los maléolos, o incluso un poco más arriba, mientras que las de caña alta llegan hasta los tobillos y los envuelven perfectamente.

Ten en cuenta que las botas dedicadas al alpinismo también ofrecen un soporte excelente. También protegen muy bien los pies de las piedras y del frío, pero dada su altísima rigidez, así como su peso, no son especialmente adecuados para el simple senderismo en la montaña.

Calzado de Gran Recorrido (GR) y trekking


En los senderos de Gran Recorrido y trekking, la elección de tu calzado dependerá de la cantidad de días consecutivos y horas por día que querrás andar. También habrá que fijarse en la naturaleza del terreno en el que planees moverte, pero también de la estación y la elevación. Tus caminatas podrán tener una duración que varíe desde unos pocos días hasta varias semanas y podrán estar divididas por etapas con descansos en albergues, refugios o haciendo vivac y ser total o parcialmente autosuficiente. Estas diversas opciones, que influyen en el volumen y el peso de tu mochila, son también elementos que condicionan la elección de tu calzado para hacer senderos de Gran Recorrido, puesto que, a mayor carga sobre la espalda, mayor necesidad de una calzado que te aporte sujeción y estabilidad.

Teniendo en cuenta todos estos parámetros, Glisshop recomienda, por tanto, cañas medias o altas. Para el senderismo itinerante, también es mejor optar por modelos más robustos, aunque estos sean un poco más pesados que las botas de senderismo clásicas. El trekking requiere de un equipo fiable que, aunque sea un poco más caro, se amortizará rápidamente, por un lado, por la comodidad que aportará a tus pies y, por otro, por su mayor durabilidad.

Puntos importantes para elegir correctamente tu calzado de senderismo

La altura de la caña


Condicionada a la práctica, la altura de la caña generalmente está ligada a la rigidez torsional del calzado y, por lo tanto, a la sujeción del tobillo. Hay 3 alturas de caña diferentes:

Caña baja

El calzado de senderismo de caña baja tienen la ventaja de ser el más ligero y ofrecen una gran libertad de movimientos en la zona de los tobillos. Son preferibles para salidas cortas sin gran dificultad, de un día o de medio día.

Caña intermedia o mid

Llegando a la altura del maléolo o ligeramente por encima, las cañas medias se consideran las más versátiles. Te permiten caminar con tranquilidad por senderos montañosos, a la vez que son cómodas y relativamente ligeras.

Caña alta

Al ser las únicas que llegan hasta los tobillos, la caña alta es, en general, la más protectora y las que mayor sujeción ofrece. Es la mejor aliada para largas caminatas por senderos empinados y para practicar en la montaña.

Rigidez


La rigidez de un calzado de senderismo es un factor determinante para asegurar una buena sujeción y evitar así dolorosas torsiones en los tobillos.

Rigidez de las botas altas

Las cañas altas suelen ser las más rígidas. Son las que ofrecen más soporte y por eso se prefieren a las de caña baja para caminatas de larga distancia y terrenos difíciles. También son las que recomendamos llevar con la mochila, sobre todo si esta es voluminosa y pesa mucho. De hecho, es preferible privilegiar la estabilidad cuando se lleva el equipo necesario para una caminata itinerante de varios días (tienda, saco de dormir, aislante, comida, hornillo, agua, ropa de repuesto...).

Rigidez de las zapatillas de caña baja

Las zapatillas de caña baja son generalmente las más flexibles. Ponen su flexibilidad al servicio de un movimiento más natural del pie. Aunque son muy cómodas para paseos sencillos, también son muy populares en el senderismo activo porque favorecen el impulso. Por eso las recomendamos para paseos, caminatas cortas y marcha nórdica. Por supuesto, son lo suficientemente versátiles como para usarlas por la noche en una acampada, con el objetivo de relajar los pies después de un largo día de caminata. Las sandalias también son bienvenidas en las acampadas, siempre que no haga demasiado frío.

Rigidez de las zapatillas de aproximación

Originalmente utilizadas por los/as escaladores/as para llegar a la zona de inicio de las vías que querían escalar, algunas de los cuales a veces son de difícil acceso, las zapatillas de aproximación son famosas por su rigidez. Es por esta razón que ahora son muy populares entre los/as excursionistas que buscan apoyo y estabilidad cuando avanzan por caminos rocosos. Y además tienen otra ventaja, la de tener un peso mucho menor que las botas altas.

Materiales


El calzado para caminar están hecho de diferentes materiales, cada uno con sus ventajas y desventajas.

Calzado de senderismo de piel

Aunque es cierto que más pesado y más rígido que los materiales sintéticos, el cuero es naturalmente resistente al desgaste. Es ideal para senderistas que buscan un calzado resistente y duradero. Si bien el cuero no es muy transpirable, mantiene estupendamente el agua fuera. Sin embargo, a la larga, acaba absorbiendo una parte, lo que tiene el efecto de apelmazarlo. Por otro lado, para conservar sus cualidades aún más tiempo, requiere un mantenimiento mínimo con una cera nutritiva e impermeabilizante. Ten en cuenta que las botas y zapatillas de senderismo de piel nobuk o piel de ante son más ligeras y transpirables.

Calzado fabricado con materiales sintéticos

Los materiales sintéticos son apreciados por su ligereza. Si desde hace varios años son cada vez más utilizados por los fabricantes de calzado de senderismo es precisamente porque ofrecen un muy buen equilibrio entre peso y resistencia. También tienen la ventaja de ser especialmente transpirables. Al igual que el calzado de cuero, los de materiales sintéticos pueden presentar membranas impermeables y transpirables.

Impermeabilización


Para mantenerte los pies secos cuando hay rocío, atravesando una zona húmeda, cruzando un arroyo desbordado o simplemente cuando llueve, Glisshop te recomienda calzado de senderismo impermeable. Ya sea de cuero o sintético, muchos modelos cuentan con una membrana impermeable y transpirable. En este campo, una marca destaca entre todas, y es la Gore-Tex. Aunque las membranas de Gore-Tex no son las únicas del mercado, son la referencia en cuanto a impermeabilización.

Nos parece importante especificar que calzado impermeable no significa calzado estanco. De hecho, es muy posible que el agua penetre a por la parte alta del calzado, de ahí el interés de preferir cañas medias y altas cuando tu práctica de senderismo te exponga a condiciones húmedas.

Hay que mencionar también que es posible sentir una sensación de humedad dentro de tu calzado debido a la transpiración. Para evitar este inconveniente, Glisshop recomienda el uso de calcetines aptos para senderismo que, aunque absorben la humedad, se secan muy rápidamente.

La suela


Las suelas son otro punto importante a la hora de elegir un calzado de senderismo. Estas deben asegurar una buena adherencia, así como un buen agarre. Contribuyen a la comodidad y seguridad de tus excursiones.

En lo que respecta a la adherencia, depende de la calidad de la goma y de su capacidad para adherirse a superficies lisas y/o mojadas. Por su parte el agarre dependerá de la forma, número y altura de los tacos, ofreciendo más o menos agarre en las piedras, en superficies sueltas, en el barro, etc.

Existen varias marcas de suelas en el mercado del calzado de senderismo, empezando por las Vibram, un referente considerado, y con razón, como garantía de calidad. Otras marcas como Pomoca o Friction son reconocidas por su eficiencia. ¿Sabías que algunos fabricantes de neumáticos colaboran con ciertos fabricantes de calzado para desarrollar suelas específicas? Se nos ocurre Continental con Adidas o en Michelin con Salewa y Mizuno.

Otra característica especial es la suela Contagrip que la marca Salomon diseñó y es la única que utiliza, demostrando su eficacia desde hace varios años.

Amarre


El sistema de cordones es una de las cosas a tener en cuenta al elegir tu calzado de senderismo. Este aporta sujeción a los pies sin apretarlos. Hay 2 tipos de cordones:

  • El sistema Quick Lace corresponde a cordones de ajuste rápido. Suelen encontrarse en cañas bajas debido a su facilidad de uso.
  • En las zapatillas de aproximación, de caña media y caña alta, encontramos más a menudo cordones clásicos, redondos o planos. Permiten un ajuste preciso y son reconocidos por su resistencia a diversas limitaciones.

La mayoría de las botas de senderismo de caña alta tienen ganchos de cierre automático. Algunas cuentan con amarres diferentes entre el tobillo y el empeine, para adaptarla a las subidas y bajadas. Ciertas botas de la marca Meindl cuentan con este sistema.

La puntera antipiedras


Muchos zapatos para caminar vienen con una puntera que protege el pie de los impactos de las piedras. En algunos pares, además de ubicarse en la parte delantera, dicho protector se extiende a los lados. Algunas zapatillas de aproximación, pero también algunas de caña media y alta tienen protecciones contra piedras que recorren todo el contorno del pie para una protección óptima.

La lengüeta


La lengüeta se apoya en el empeine y sube hasta el tobillo en las botas de caña alta. Contribuye a la comodidad y, en ocasiones, puede evitar que entre agua o piedras en el interior.

¿Cómo elegir la talla de tu calzado de senderismo?



Para evitar molestias al caminar, es imprescindible elegir la talla de calzado adecuada. Dirás que es más fácil decirlo que hacerlo, sobre todo cuando no es posible probártelo. Es por ello que Glisshop te proporciona un pedimetro que solo tienes que descargar e imprimir. Así tendrás clarísima tu talla. Y si quieres estar seguro/a de su correspondencia por marca, no dudes en contactar con uno de nuestros asesores por chat, email o teléfono.

Una vez que conozcas tu talla de calzado y tengas claro que el pie puede ensancharse durante el ejercicio y que el arco del pie puede hundirse bajo el peso de la mochila, esto es lo que te recomendamos según tu práctica:

  • Para senderismo de corta distancia, medio día, día completo, con poca elevación, deja un margen de al menos 0,5 cm. más que tu número de calzado.
  • Para senderismo de larga distancia, de 1 a 3 días de duración, con desnivel positivo, deja al menos 1 cm. de margen con respecto a tu talla típica de calzado.
Este margen también es necesario para evitar que los dedos de los pies presionen la parte delantera del calzado al descender.
Para comprobar si tus zapatillas o botas de senderismo son de la talla adecuada, te aconsejamos que te calces sin hacer amarres ni ataduras e intentes deslizar un dedo por el interior, pegado a tu talón. Si no hay espacio, lo mejor es elegir una talla por encima. Si por el contrario hay demasiado espacio, puedes considerar que es demasiado grande.
Si la talla es la correcta, ahora puedes probarte tus botas o zapatillas en serio. Para ello tienes que atarlas, evitando apretarlas en exceso, pues el amarre sirve únicamente para sujetar los pies no para escacharlos. Glisshop te recomienda dejarte los zapatos puestos de 10 a 15 minutos y caminar para detectar puntos de contacto desagradables.