Entrega rápida
9,2/10
Teléfono (sólo inglés): 919 010 928

¿Qué esquís elegir? ¿Cuáles son los diferentes tipos de esquís?

El esquí de pista

¿El esquí? Todo el mundo sabe de lo que se trata pero ¿conoces realmente los tipos de esquí y sus diferentes prácticas? Con Glisshop te explicamos todo de la A a la Z para que puedas elegir el material adaptado a tus necesidades.

Esquí de pista
Es la práctica de los amantes de las hermosas curvas bien hechas y es la práctica de base del esquí alpino. Consiste en bajar las pistas de esquí, señalizadas y apisonadas, y hacer virajes derrapados o bajarlas a toda velocidad todo recto (todo schuss). El esquí de pista es la práctica más accesible del esquí alpino y se dirige a toda la familia. Es una etapa obligatoria para aprender a esquiar y adquirir las posiciones correctas y ganar el equilibrio necesario.

Para poder encadenar las curvas a gran velocidad en las nieves más duras, los esquís de pista están dotados de un cámber clásico y un ancho estrecho, inferior a 86 mm. Los cambios de canto a canto son muy rápidos y el agarre, impecable.
Cámber Clásico
Los mejores esquiadores de pista participan en las competiciones más míticas como el descenso, el eslalon o el eslalon gigante, las cuales se divulgan en todos los medios de comunicación durante los Juegos Olímpicos y las Copas del Mundo. ¿Quién no ha oído hablar nunca de Luc Alphand, Hermann Maier, Lindsey Vonn, Alexis Pinturault o Tessa Worley?

El miniesquí o el esquí corto

Mucho más corto que un esquí alpino tradicional, el miniesquí (conocido en sus orígenes como Snowblade) está hecho para divertirse en las pistas poco pronunciadas. La ventaja del miniesquí es sobre todo su lado lúdico. Es una buena solución si lo que quieres es descubrir el esquí sin complicarte la vida.

Pero atención pese a todo pues, con su largo limitado, la estabilidad y el agarre en los virajes no tienen nada que ver con unos esquís alpinos. Se trata pues de un producto divertido y muy fácil de manejar, pero con la condición de mantener una velocidad moderada. Y, si bien en una época los minis daban de qué hablar en cuestión de seguridad, hoy en día se montan sistemáticamente con una auténtica fijación miniesquí homologada que libera los pies en caso de caída.

El esquí all-mountain o esquí polivalente

Como su nombre indica, unos esquís polivalentes son unos esquís todoterreno capaces de pasar por todo tipo de nieve, ya sea apisonada, con abultamientos o tipo polvo ya esquiada o no, y capaces de alternar las bajadas en pista y fuera de ella.

El esquí polivalente es ideal para los deportistas que no quieren constreñirse en una sola práctica y que desean poder aprovechar todas las oportunidades que ofrece la estación.

Para poder adaptarse a todo tipo de nieve, los esquís all-mountain son un poco más anchos que unos esquís de pista clásicos y están dotados de un rocker en espátula. Esta tecnología eleva la parte delantera del esquí precozmente con el objetivo de mantenerse en superficie en las nieves blandas. Esto es lo que se llama flotación. El rocker facilita las maniobras fuera de pista y hace que los esquís sean más lúdicos.
Camber rocker delantero
Desde luego, cuanto más ancho sean los esquís, mayor será su flotación y comodidad en la nieve polvo. Sin embargo, también serán más técnicos de manejar en pista. Es por ello que tendrás que buscar el equilibrio según tu práctica preferida y el tipo de nieve que te encontrarás con más frecuencia.

Para facilitarte la tarea, en Glisshop hemos agrupado los esquís all-mountain en dos categorías:


All-mountain ski

1 - Los esquís polivalentes 70% pista / 30% fuera de pista

Son los esquís más parecidos a los esquís de pista tradicionales en lo que respecta al ancho (ancho de patín entre 80 y 93 mm.). Sirven para descubrir los bordes de pista y la nieve blanda de poco espesor, con unos cambios de canto muy rápidos, para disfrutar en pista.


2 - Los esquís polivalentes 50% pista / 50% fuera de pista

Al ser más anchos que los anteriores (ancho de patín entre los 87 y 100 mm.), estos esquís están perfectamente equilibrados para divertirse entre la nieve dura y la nieve blanda. Con este tipo de esquís all-mountain podrás empezar a trazar hermosas líneas fuera de pista, y ponerte a prueba en las pistas señalizadas y no apisonadas de las grandes estaciones, y al mismo tiempo contar con un buen comportamiento en la pista.

En conclusión, los esquís all-mountain se dirigen a los esquiadores que disfruten trazando tanto hermosas curvas en las pistas bien apisonadas como en la nieve polvo. Con unos esquís all-mountain un único par de esquís servirá para divertirte en cualquier terreno.

El esquí freeride:

Como su nombre indica con Free (libre) y Ride (recorrido) el objetivo es deslizarse libremente por toda la montaña en busca de vastas extensiones de nieve polvo. Esta práctica, llena de adrenalina y aventura, se reserva a los esquiadores veteranos, pues requiere de un buen dominio técnico y un gran conocimiento de la montaña y de sus normas de seguridad. En Glisshop encontrarás dos categorías de freeride:

1 - Los esquís freeride 60% nieve polvo

Al contar con anchos de patín contundentes, estos esquís están concebidos ante todo para la nieve fresca y tipo polvo. Disponen de un gran rocker delantero y, a veces, de un rocker adicional en la parte trasera, combinados incluso con un cámber plano o invertido para que sean lo más manejable posible fuera de pista.
Camber rocker delantero trasero
Camber plano con rocker
Cámber invertido
Esquí freeride
Estos esquís freeride 60% nieve polvo son generalmente rígidos y deportivos y pueden usarse en pista cuando la nieve fresca no esté en las mejores condiciones. Los esquiadores expertos los usarán como esquís de diario.


2 - Los esquís freeride 80% polvo

Aquí tenemos los esquís más anchos del mercado, generalmente con un patín de más de 115 mm. Se trata de los llamados esquís «Fat» concebidos exclusivamente para la nieve polvo. Son increíblemente fáciles para girar en la nieve profunda y confieren un efecto levitación igualmente sorprendente. El Freeride World Tour es la competición indispensable de esta práctica, con la participación de atletas como Aurélien Ducroz, JP Auclair, Tanner Hall, Mike Douglas.

Los esquís freestyle: 

Esta es la práctica para los amantes de las acrobacias.
Ski freestyle park
El esquí freestyle consiste en hacer saltos y figuras, los llamados tricks. La mayor parte del tiempo, el freestyle se practica en los snowparks, una zona dedicada al freestyle que cuenta con kickers (rampas), rails (barras de slide) y half pipes (medio tubo de nieve). El freestyle comprende además el jib, freestyle urbano inspirado del skate y del roller, así como el freestyle backcountry, una disciplina híbrida entre el freestyle y el freeride que consiste en haer tricks fuera de pista en la nieve polvo.

En freestyle es absolutamente necesario elegir unos esquís de doble espátula que faciliten la conducción en switch (deslizamiento marcha atrás). Serán más estrechos para el park y el street y más anchos para el backcountry.

Doble espátula
Doble espátula con rocker
Los esquís freestyle de cámber clásico a lo largo de todo el patín ofrecen un agarre impecable. Son los esquís adecuados para los half pipes. Los esquís freestyle de doble espátula y doble rocker son, por su parte, mucho más manejables. Son ideales para el flat y para encadenar los módulos del park con giros superrápidos.

El esquí de travesía:

Es la práctica de los exploradores deportivos.
esquí de travesía
Derivados del esquí alpino clásico, los esquís de travesía disponen de una fijación articulada que libera el talón en modo marcha. Para mantenerse de cara a la pendiente es necesario utilizar las pieles de foca, las cuales confieren un efecto antideslizamiento. Una vez en la cima, la fijación se bloquea totalmente para que puedas disfrutar de las prestaciones de una fijación alpina tradicional.

Como los esquís de descenso, los esquís de travesía cuentan con largos diferentes según la práctica deseada:

1 - El esquí de travesía light:

Los esquís son estrechos y super ligeros para hacer subidas rápidas y esquí fitness. Son el tipo de esquís hechos para las competiciones como la Pierra Menta.

2 - El esquí de travesía polivalente:

Son unos esquís bastante ligeros que pueden ser utilizados tanto fuera de pista como en ella. Son los esquís ideales para pasear y descubrir panoramas grandiosos lejos de las estaciones atestadas.

3 - El esquí freerando: 

Son unos esquís anchos y potentes, para los adeptos de las bajadas potentes en nieve polvo. ¡Adrenalina garantizada!

Entonces ¿cuál es tu tipo de esquí?