Entrega rápida
9,2/10
Teléfono (sólo inglés): 919 010 928

¿Cómo elegir tu casco de esquí o snowboard?

El casco se ha convertido en un elemento de protección indispensable para la práctica del esquí y del snowboard. Su uso no se reserva solo a los niños o a los amantes del freeride extremo, una mala caída no puede prevenirse, así que es mejor que estés siempre protegido sea cual sea tu edad o nivel. ¿Pero cómo elegir bien? ¿Cuáles son los elementos que tener en cuenta cuando compras un casco de esquí? Aquí tienes algunas informaciones técnicas para que puedas comprar el mejor casco de esquí.

¿De qué están hechos los cascos de esquí?


Hay dos materiales principales en la construcción de los cascos de esquí: el In-Mold y el ABS. Las mujeres y los niños apreciarán sobre todo el In-Mold por su ligereza, incluso si es menos duradero. Por el contrario, el ABS será más pesado, pero mucho más sólido y durará más.

¿Cuáles son las prestaciones de mi casco de esquí?


Si bien las opciones que ofrecen los cascos de esquí son cada vez más numerosas, algunas son primordiales, mientras que otras solo jugarán un papel secundario. Te recomendamos que elijas un casco de esquí cuya talla puedas regular con la ayuda de una ruedecilla, para que se ajuste de manera óptima a tu cabeza. También es importante contar con un casco que tenga una buena ventilación, y si esta es regulable mucho mejor, así podrás variar el flujo de aire en función de las condiciones climáticas y de tu actividad. En lo que respecta a la protección, los más temerarios optarán además por una mentonera y un protege nuca. Podrás encontrar también modelos que integran una visera y evitar así la compra de una máscara. En realidad, solo se trataría de una cuestión de estilo, porque las prestaciones de las lentes son siempre igual de eficaces que las de las máscaras que se venden por separado. También hay cascos con viseras fotocromáticas. Y para los que adoran bajar las pistas escuchando música hay cascos con sistema audio integrado.

casco de esquí

¿Cuáles son los diferentes sistemas de regulación de ventilación de un casco de esquí?


Para evitar el sobrecalentamiento, la mayoría de los cascos de esquí están equipados con orificios de aireación. Estos orificios hacen que el aire circule y que la temperatura sea cómoda. Cuanto más rápida sea la velocidad que tomes, más fresco entrará, gracias a las entradas de aire y al efecto venturi. Sin embargo, cuando se esquía en pleno invierno en un glaciar o durante una ola de frío, puede ser interesante regular la aireación o incluso cerrarla completamente. Las marcas ponen toda su imaginación a trabajar y te ofrecen sistemas de ventilación regulables cada vez más innovadores. Por supuesto, cuanto más se sube de gama más práctico y perfeccionado es el sistema.

casco de esquí con ventilación ajustable
Casco Atomic Automatic LF 3D: una ventilación simple en la parte superior del casco gestiona las 4 aireaciones.
Ventilación ajustable del casco Smith Vantage
Casco Smith Vantage: una ventilación con doble regulación que permite ajustar el flujo de aire en la parte delantera y trasera con precisión.

El casco de esquí de Anon Prime Mips con ventilación ajustable
Casco Anon Prime Mips: 12 orificios de aireación regulables gracias a una sola palanca.

¿Cuáles son las nuevas tecnologías de los cascos de esquí?

Las dos últimas innovaciones en cascos son el Koroyd y el sistema MIPS.

La tecnología Koroyd:


El Koroyd es un nuevo material revolucionario que absorbe todavía más energía en el momento de los impactos y aumenta la circulación del aire. La integración del Koroyd en los cascos permite aumentar las entradas de aire sin sacrificar la protección ni el confort.
koroyd
La estructura Koroyd es un conjunto de celdillas huecas que dejan circular el aire libremente, pero que tienen la capacidad de comprimirse en caso de choque violento, como los amortiguadores. La otra ventaja de esta tecnología es su ínfimo peso, que da lugar a un casco ligero y resistente.
Koroyd tech
Ejemplo de estructura Koroyd tras el impacto.

La tecnología MIPS:

La tecnología MIPS (Multidirectional Impact Protection System) te permite reducir la fuerza del impacto en el cerebro en caso de choque oblicuo. El casco absorberá y disipará el golpe de manera más eficaz, con una ligera rotación de la carcasa externa, pero manteniendo el cráneo bien posicionado en la interna.

¿Cuáles son las normas de los cascos de esquí?


Ante todo, tu casco debe responder a las normas europeas en vigor (CE-EN 1077). Si practicas en competición, no solo necesitas llevar casco obligatoriamente, sino que este tiene que estar homologado FIS y tener la certificación ASTM 2040.

¿Cómo elegir tu talla de casco de esquí?

Una vez que elijas el modelo que te gusta es importante pedir la talla correcta de tu casco de esquí o snowboard. Un casco demasiado grande o pequeño no te protegerá de manera eficaz. Pero ¿cómo sabes cuál es tu talla exacta? Aquí tienes algunos consejos para medir mejor las dimensiones de tu cabeza.

Si no tienes cinta métrica coge un cordel o una cinta y rodea tu cabeza a la altura de las cejas de manera bien horizontal, evitando la zona de la coronilla o el colocar la cinta en diagonal. Mide luego el perímetro obtenido con ayuda de una regla.

Equípate con un casco de esquí homologado y estiloso: