Entrega rápida
9,2/10
Teléfono (sólo inglés): 919 010 928

Metodología de encerado retención (clásico)

El encerado de clásico se divide en dos categorías: en stick o klister. El stick se destina a la nieve fresca e inmaculada, cuando el grano todavía está nuevo y no se ha transformado. El klister se utiliza en condiciones de nieve transformada por encima o por debajo del punto de congelación, cuando el grano de nieve está deteriorado y redondo.

Descubre ya nuestra sección de cera de retención
Cera de agarre esquí nórdico

La preparación del esquí

Antes de aplicar la cera en tu suela, en la zona de retención, tienes que asegurarte de que está acondicionada para hacerlo. La preparación es bastante simple: hay que pasar un papel de lija de grano fino (grano 120) de manera circular a cada lado de la ranura del esquí.

Esto permite preparar eficazmente la suela y que la cera se mantenga durante todo tu recorrido con los esquís. Si no lo haces, a la cera le costará adherirse correctamente y los diez primeros centímetros encerados podrían deteriorarse rápidamente y plantear problemas de retención.

La aplicación del stick

La cera en stick es la más simple de aplicar en clásico y sirve para los días con mucha nieve. Cuando hayas elegido la cera, aplícala deslizándola como una barra de labios a un lado y al otro de la ranura con cuidado de no saturar la superficie de producto.

Para una mejor adherencia aconsejamos pasar primero una cera base. Cuando hayas aplicado las ceras, caliéntalas un poco con un corcho haciendo pasadas siempre en el sentido del deslizamiento, en zonas de aproximadamente una veintena de centímetros cada vez.

La aplicación de la cera Klister

Si bien la cera de stick es, digámoslo así, agradable de aplicar, la de tipo klister es más difícil. Lo primero que tienes que tener cerca cuando utilices este tipo de cera es un bote de crema corporal o crema de manos. La klister se pega mucho y si después de aplicarla no te pones crema te arriesgas a que se te peguen los guantes a las manos.

Pasemos a la aplicación: aprieta el tubo y aplícala trazando rayas a cada lado de la ranura. Una vez que hayas hecho esto hay que alisarla. Existen varias técnicas para lograrlo:

Primera:

Con la palma de la mano. Este es el método más empleado en el entrenamiento: solo tienes que extender el klister, apretando vigorosamente con la palma de arriba hacia abajo. Esta técnica es la más simple siempre y cuando el klister no esté muy frío.

Segunda:

Con una plancha de klister. Hay que tener dicha plancha y un soplete portátil con el que calentar la plancha antes de usarla para extender la cera.

Tercera:

Con una brocha. Esta técnica necesita de un decapador térmico con el que calentar la brocha que aplicaremos a continuación sobre la cera klister, para extenderla.

Las diferentes ceras de retención

Como ocurre con la cera de deslizamiento, existen rangos de temperatura diferentes, y existen incluso más en cera de retención que en las de deslizamiento. Por otro lado también hay versiones fluoradas de estas ceras que son utilizadas para reducir el efecto de fricción en el deslizamiento, gracias a las propiedades hidrofóbicas del flúor. Así, los mejores fabricantes como Rode o Swix ponen a tu disposición una gama muy completa de estas ceras.

El estuche de las ceras

Un estuche de ceras de clásico debe ser bastante completo para evitar una jornada infernal en la que no consigas adherirte o, por el contrario, te quedes pegado a la nieve. Sin embargo, existen algunos truquitos para no tener que comprar todo un arsenal de material.

Todo hay que decirlo: la ocasión de esquiar con cera en stick es bastante poco común, pues se necesita una nieve limpia y no transformada, algo que no se tiene todos los días.
  • Base
  • Azul
  • Violeta
  • Rojo
No dudes en hacer mezclas según las condiciones de la nieve y la humedad que haya.

Para el klister lo mejor es contar con:
  • Base
  • Azul
  • Violeta
  • Rojo
  • Multigrado
En resumen: un estuche de ceras completo para empezar debe componerse de:

4 sticks:

  • Base
  • Azul
  • Violeta
  • Rojo

5 Klisters:

  • Base
  • Azul
  • Violeta
  • Rojo
  • Multigrado 

Un tapón de corcho natural o sintético

Con estas ceras deberías poder salir a la nieve en cualquier condición. Aun así, te aconsejamos que pruebes diferentes combinaciones de cera y que experimentes tú mismo con ellas para decidir cuál es la mejor fórmula según las condiciones de la nieve.

Eliminar la cera de los esquís

Ya sea para la cera klister o para la de stick, el método será idéntico. Para hacerlo hay que raspar el exceso de cera de la zona de encerado con una espátula fina hecha para tal efecto. Una vez que hayas hecho esto, hay que empapar un trapo de base cleaner y aplicarlo frotando sobre toda la zona de agarre hasta que quede limpia.

Esta operación tomará alrededor de dos minutos por esquí.