Entrega rápida
9,2/10
Teléfono (sólo inglés): 919 010 928

¿Qué cámber elegir en snowboard?

todo sobre los cámbers
Cuando quieres elegir un snowboard tienes que elegir también un cámber. No hay que confundirlo con el shape. El shape de una tabla es la forma que tiene cuando la miras desde arriba.

Un shape puede ser twin-tip (simétrico), direccional o twin direccional. Si no las tienes todas contigo respecto a los shapes puedes echarle un ojo al tutorial que explica cómo elegir el shape de un snowboard.

Los cámbers no son nuevos en el snowboard, pero se han vuelto realmente populares durante la última década. Los deportistas y fabricantes se han dado cuenta hasta qué punto el cámber puede afectar a la eficacia de una plancha y, desde entonces, decenas de ellos han invadido el mercado.

Pero ¿qué es un cámber? Es la curvatura natural de snowboard cuando este se coloca plano sobre el suelo y lo miramos por uno de sus lados. Esta curva, anodina a simple vista, es la que va a darle toda la personalidad a tu tabla. Podrá mejorar su lado lúdico, la hará más o menos adaptativa, con mayor o menor agarre, más estable o con una mejor flotación en la nieve polvo. Hay una multitud de opciones posibles pero, para simplificar la tarea, solo hablaremos de 6. Estos 6 principales cámbers te darán unas buenas nociones del funcionamiento de esta parte del snowboard. Todos los fabricantes tienen sus propios métodos, pero cada uno de ellos derivan de uno de estos 6 cámbers:

Cámber clásico
TBT o Triple Base Technology
Cámber invertido
Cámber plano
Cámber W
Cámber + Rocker

Cámber clásico

El cámber clásico es el más antiguo y extendido del snowboard, apareció mucho antes de los invertidos, los híbridos y los de forma de W. No es el más fácil de aprender, pero sí el más eficaz con diferencia. Es muy fácil reconocerlo pues este forma un arco hacia arriba cuando la tabla está sobre una superficie plana. Los puntos de contacto con el suelo están cerca de las espátulas y el centro de la plancha sube y es el más alejado del suelo. Los cámbers clásicos son conocidos por su estabilidad, precisión, pop y potencia en las transmisiones de energía. Ofrecen excelentes competencias en carving. Se mantienen bien a gran velocidad y son adecuados para los deportistas expertos. No obstante, un cámber clásico hace que la plancha sea mucho menos adaptativa y más propicia a los contracantos. Por tanto es menos adecuado para los snowboarders principiantes.
Snowboard traditional camber

TBT o Triple Base Technology

Este es un cámber extremadamente específico, desarrollado y utilizado por dos marcas: Bataleon y Lobster. Hemos de hablar de ello porque es diferente de todo lo que puedas encontrar en el mercado. No se trata realmente de un cámber, por lo que tiene un carácter particular. En resumidas cuentas, el nose y el tail de la tabla se dividen en 3 partes diferenciadas. Cada lado está elevado, por lo que hay menos puntos de contacto con el suelo cuando vas recto y hace que la plancha sea mucho más adaptativa. Toda la parte central (entre los insertos) es plana para un mejor control y una mayor reactividad. Cuando transfieres tu peso a uno de los cantos el punto de contacto baja y empieza a trabajar todo el largo del canto. La TBT es el mejor equilibrio entre agarre, control y adaptabilidad.

threebt 123 1

Zona central estable

No hay variación en la suela bajo o entre las fijaciones. Esto permite crear una plataforma más estable bajo los pies.

threebt 123 2

Elevación de los bordes a la altura de las fijaciones

Los cantos se elevan progresivamente desde las fijaciones hasta los puntos de contacto (punto en el que la tabla es más ancha). La subida progresiva de los cantos permite entradas en giro más fluidas y, sobre todo, limita los contracantos.

threebt 123 3

Espátula levantada

Los cantos suben mucho más tras los puntos de contacto. La forma de las espátulas hace pensar al casco de un barco y maximiza la flotación en nieve polvo. También se pasa mucho mejor con ellas por los terrenos accidentados.

La TBT o Triple Base Tecnology es un cámber muy particular. Si quieres informarte más sobre cómo funciona, encontrarás unas explicaciones inteligentemente ilustradas en el siguiente video (vídeo en inglés):

Cámber invertido

El cámber invertido ha aportado mucho a la industria del snowboard. También se conoce como cámber banana y es lo opuesto al cámber tradicional. En lugar de subir la parte central, suben los extremos. El punto más bajo está en el centro de la tabla, mientras que el nose y el tail suben y no tocan la nieve. Los cámber invertidos tienen muchas ventajas. Como los puntos de contacto se mantienen elevados los contracantos son más escasos y la tabla es más adaptativa y lúdica. Los virajes son más fáciles de iniciar y la tabla se mantiene naturalmente en la superficie cuando te deslizas en la nieve profunda. Los cámbers invertidos son muy populares en el ámbito del freestyle. Al ser lúdicos y adaptativos se adaptan perfectamente al jib y el press.

En cambio, el cámber invertido no es tan estable como uno tradicional a gran velocidad. Será menos reactivo y preciso. No podemos decirte que un cámber invertido es mejor o peor que uno tradicional. Cada uno ofrece una serie de características. Te toca a ti elegir lo que te conviene más.
Reverse Camber

Cámber plano

El cámber plano es el punto intermedio, el equilibrio entre el cámber invertido y el clásico. También llamado cámber cero, esta tabla es completamente plana del nose al tail. Te ofrecerá un mejor agarre, reactividad y estabilidad que un cámber invertido, pero con una mayor adaptabilidad, jugabilidad y facilidad que un cámber tradicional.

El cámber plano es la opción correcta si cambias de terreno varias veces al día. Si te gusta navegar de la pista al park acortando por la nieve polvo este puede ser tu tipo de cámber.
flat camber

Cámber W

El cámber W, también llamado cámber híbrido, medley o mixto es una combinación de rockers y cámber. Si bien se puede decir que el cámber plano disminuye los defectos de los cámbers clásico e invertido, el cámber W maximiza sus ventajas. Este cámber aumenta enormemente la reactividad y el pop de la tabla y cuenta con 3 zonas de rocker en el nose, el tail y entre los pies. Estas secciones optimizan el lado lúdico de la tabla, su adaptabilidad y su sustentación en nieve polvo.

El cámber W es tu mejor opción si quiere aprovecharte de las ventajas de todos los cambers.
hybrid camber

Cámber Cámber + Rocker

El Cámber Rocker es conocido también con el nombre de Camrock. Es el último de nuestra selección y, como su nombre indica, está compuesto de dos rockers, uno en el nose y otro en el tail y de un cámber clásico entre los insertos. A diferencia del cámber W, no hay cámber invertido entre los pies, lo que hace que los giros sean un poco más difíciles.

Sin embargo, esta larga sección de cámber ofrece más estabilidad, reactividad y pop. El Camrock es la mejor opción si quieres tener las sensaciones fluidas de un rocker, sobre todo en nieve polvo y el agarre y la tonicidad de un cámber clásico. Es un cámber muy polivalente utilizado en cualquier tipo de terreno.
camrock
Este ha sido un recapitulativo de los cámbers que encontramos en el mercado del snowboard. Como se indica en la introducción, hay muchas otras opciones disponibles y cada una de ellas es una variante de uno de los cámbers que se han expuesto en este tutorial. Por ejemplo, se pueden encontrar cámbers asimétricos desplazado hacia atrás o con un rocker más largo en el nose, perfecto para la nieve polvo. El objetivo de esta pequeña guía es ayudarte a comprender cómo funcionan los cámbers y los rockers y lo que aportan a tu snowboard. Elige tu cámber en función de tu nivel y de tu estilo. Cada amante del snowboard tiene sus propias preferencias y cada cámber sus propias capacidades