Entrega rápida
9,2/10
Teléfono (sólo inglés): 919 010 928

Guía de mantenimiento de tu equipamiento de esquí para el fin de la temporada

Mantenimiento de los esquís:

Al finalizar la temporada es importante cuidar correctamente los esquís. Lo primero que hay que hacer es repararlos y preparar las suelas para la temporada siguiente. Para ello, o bien mandas a que un profesional te haga un mantenimiento completo con un encerado sin raspado o lo haces tu mismo con ayuda de nuestro video tutorial:

Mantenimiento de las fijaciones de esquí:

Empezamos por limpiar las fijaciones con agua para quitar el polvo residual. A continuación, viene el eterno debate: ¿hay que aflojar las fijaciones antes de guardar los esquís durante la temporada cálida?

Ciertas marcas aconsejan no desapretar las fijaciones (como Salomon, por ejemplo). Sin embargo, creemos que es mejor y lógico desapretarlas para relajar los resortes y aumentar su tiempo de uso.

Si finalmente decides de tomarte tu tiempo para desapretar las fijaciones utiliza el siguiente método: anota bien los diferentes ajustes que has hecho y luego afloja hasta el número más pequeño la parte delantera y la talonera.

la parte trasera de una fijación de esquí
la parte delantera de la fijación de un esquí
Sobre todo, acuérdate de volverlas a apretar según los parámetros que anotaste cuando llegue el invierno. El consejo universal de todos los fabricantes es que un profesional revise tus fijaciones antes del comienzo de la temporada.

¿Cómo guardar los esquís en verano?

Para cuidar tu material de esquí es importante almacenar los esquís en un lugar seco y templado (evita, por ejemplo, un granero o un garaje demasiado húmedos). También puedes entreabrir ligeramente la funda de los esquís para crear una ligera circulación de aire que limite la aparición de óxido a lo largo de los cantos metálicos.

Si pese a todo aparece algo de oxidación ¡no te preocupes! Desaparecerá enseguida en las primeras bajadas o al afilar los cantos.

Y para los más previsores, optad por guardar vuestros esquís verticalmente y manteniéndolos separados los unos de los otros.
detalle de la funda de esquí
Funda de esquí

¿Cómo guardar el material de esquí de travesía en verano?

El mantenimiento de las pieles de foca:

A lo largo de la temporada de esquí hay que acordarse siempre de secar las pieles después de cada sesión de esquí y antes de guardarlas. Para el almacenamiento estival el método dependerá del tipo de piel de foca utilizada:

Almacenamiento de las pieles de foca autoadhesivas o sin pegamento:

Pega las pieles la una con la otra y guárdalas en la funda para evitar que el polvo dañe el sistema autoadhesivo.

Almacenamiento de las pieles de foca clásicas de pegamento:

Pega las pieles al protector correspondiente para evitar la transferencia de pegamento tras el largo almacenamiento estival y guárdalas en la funda para que el polvo no dañe el sistema autoadhesivo.
Pieles
Bolsa de almacenamiento de pieles

¿Cuál es el mantenimiento de las fijaciones de esquí de travesía?


Cada marcha y modelo propone consejos de mantenimiento diferentes para los periodos estivales.

Lo mejor es limpiar las fijaciones y quitarles en máximo de polvo antes de volver a colocar las fijaciones (puedes acudir al manual de instrucciones de tus fijaciones).

La mayoría de los fabricantes aconsejan colocar el tope en modo esquí (palanca hacia arriba para relajar los resortes).


Mantenimiento de la fijación de los esquís de travesía

¿Cómo guardar las botas de esquí durante el verano?


Es importante secar bien las botas de esquí antes de guardarlas por largo tiempo. Lo mejor es retirar los botines de las carcasas durante una noche o dos (para que se sequen completamente).

Luego sería bueno volverlos a meter en las carcasas durante el verano y cerrar las hebillas de las botas (la primera muesca es suficiente). Esto evita la deformación de la carcasa.

Es además el buen momento de comprobar si las taloneras de las botas son están demasiado usadas o deterioradas.

Sacar el botín de las botas de esquí
El botín y el caparazón de una bota de esquí

¿Qué cuidados requiere la ropa de esquí?

El final de la temporada es el momento ideal para limpiar y cuidar tu ropa técnica. Varias estaciones de esquí ofrecen limpiezas gratuitas al final de la temporada ¡aprovéchalos! Sin embargo, ten el cuidado de acudir a una tintorería especializada para evitar sorpresas desagradables. Si quieres ocuparte tú mismo de la limpieza de tu ropa por ti mismo utiliza un jabón adaptado a ese tipo de tejido (Nikwax, Nst, Collonil) y sigue los consejos de utilización propios de cada uno.

El procedimiento básico de una buena limpieza es un lavado a máquina lo más suave posible sin suavizante ni secadora.

Los jabones para tejidos técnicos facilitan la reimpermeabilización de las telas tras el lavado. También puedes reimpermeabilizarlas tras el lavado con espráis especiales.

¿Cómo almacenar el casco y la máscara de esquí?


No hay indicaciones concretas para el almacenamiento de un casco y una máscara. Estarán muy bien conservados al abrigo de la luz en un armario y protegidos en su funda.

Es la ocasión de comprobar la integridad del casco y ver si no tiene ninguna fisura o problema en la carcasa. Esto también funciona para la máscara de esquí.

La bolsa del casco en detalle
La bolsa del casco se abrió

Cuidados especiales para el equipamiento de seguridad en la montaña:


¿Cuáles son las precauciones de conservación para una mochila airbag?


Cada modelo es diferente por lo que te invitamos a acudir al manual de instrucciones de tu mochila airbag. Sin embargo, el mantenimiento y la comprobación de los cartuchos de gas se deberían hacer siempre al inicio de la estación para estar seguro de poder lanzarse a la nieve con toda seguridad.

Cada vez más marcas proponen productos que pueden ser revisados directamente en tu casa (cartucho con manómetro o medición del peso de los cartuchos por comprobación). Puedes llevar tu mochila a un profesional que te ayude con la verificación.

¿Cuál es el mantenimiento de fin de temporada para un DVA?

Empieza por quitar las pilas de tu aparato electrónico para evitar que se descarguen y/u oxiden. Coloca tu DVA en un lugar seco.

Estate atento a las actualizaciones si tu DVA es de las más sofisticadas. Las marcas suelen enviar un mail a los usuarios para recordárselo.

Mantenimiento del airbag de avalancha
Almacenamiento de una baliza ARVA